Cualquier espacio transmite más frescura y alegría si en lugar de tierra o baldosas se coloca césped artificial. Pero no sólo se trata de una buena opción para cambiar el aspecto o estilo de un jardín o una terraza, también es una alternativa fácil de mantener y mucho más práctica que el césped natural. ¿Te preguntas dónde poner césped artificial? ¡Te damos algunas ideas que te encantarán!

Poner césped artificial en el balcón

Como expertos en instalar césped artificial en Granada, nos encanta la gente que decide innovar y poner césped artificial en lugares más atípicos como puede ser un balcón.

Colocar césped artificial en tu balcón te permitirá aprovechar mejor el suelo al poder sentarte o tumbarte cómodamente en él, sin necesitar nada más allá de un colchón para acomodarte y pasar un buen rato sólo o con tus amigos.

Además, es una opción muy original para renovar el aspecto de este espacio y darle una imagen más actual y moderna.

Césped artificial para restaurantes y espacios infantiles

Existen infinidad de negocios en los que poner césped artificial en la terraza es la opción ideal para diferenciarse y conseguir un aspecto único. Se trata de una forma muy atractiva de llamar la atención del cliente. Por ejemplo, puede colocarse en el exterior de un restaurante, o en un centro infantil. En ambos casos, te conquistará la resistencia de este material y lo fácil que resulta su mantenimiento a cambio de un espacio mucho más natural y alegre.

Además, al similar un elemento material, el césped artificial combina perfectamente con todo tipo de estilos y mobiliario.

Para las guarderías o centros de ocio infantil, el césped resulta una alternativa perfecta a las baldosas. Ya que además de dar una imagen que llama a la diversión y a estar todo el rato tirados jugando sobre él, es la opción más segura para evitar golpes y accidentes contra el suelo.

Además, en estos casos el césped no siempre tiene que colocarse en el exterior. Ya que también en los espacios cerrados ofrece muy buenos resultados, tanto estéticos como prácticos.

Renovar una azotea con césped artificial

No tener un jardín en casa no significa tener que renunciar a tener un espacio verde o con césped. Una de las grandes ventajas del césped artificial es que puede colocarse sobre cualquier tipo de superficie. Por lo que es perfecto para simular al césped natural y poder disponer en casa de un espacio decorado a nuestro gusto, en el que poder relajarse y disfrutar de los días de primavera y verano.

El césped artificial es la solución más rápida de ocultar un suelo en mal estado o cambiar el estilo de tu azotea. Probablemente no hayas pensado en la cantidad de posibilidades que tiene ese espacio que ahora tiene aspecto envejecido o que está deteriorado por la falta de uso y de vida en él. Pero recrear un pequeño jardín en una azotea es mucho más sencillo de lo que crees. Tan sólo necesitarás cubrirlo de verde, poner alguna que otra planta natural, elegir un bonito conjunto de muebles de terraza y una pérgola de madera a medida. No olvides añadir un toque de luz cálida, con velas o guirnaldas de luces, para las noches de verano. Ya verás como tu azotea se convertirá en tu nuevo rincón favorito de casa en el que celebrar las fechas más importantes o simplemente relajarte mientras lees o disfrutas de tus vistas.

Césped para espacios públicos

Las zonas públicas de interés social como los ayuntamientos, las sedes, palacios o bibliotecas lucirán mucho más llamativas y cuidadas si en los jardines colindantes se decide poner césped artificial. Éste tiene la ventaja de mantenerse perfecto independientemente de la época del año. Y además, requiere de muy poco mantenimiento. Por lo que resulta una muy buena forma de ahorrar y mejorar la estética de estos lugares tan concurridos.