Ahora que todos pasamos más tiempo en casa por el estado de alarma impuesto por el Gobierno para intentar frenar la pandemia del coronavirus, es el momento de hacer todos esos cambios en el hogar que siempre dejamos para otro momento. Por ejemplo, hacer una pequeña reforma, cambiar los muebles de sitio, darle una mano de pintura a la casa o instalar una cenefa tú mismo para cambiar por completo el aspecto de tu vieja cocina o cuarto de baño. ¿Te animas? ¡Te contamos lo fácil que resulta hacerlo con nuestras cenefas autoadhesivas!

¿Para qué sirven las cenefas decorativas?

Muchas veces las paredes de estancias como la cocina o el cuarto de baño se quedan anticuadas. Especialmente si la vivienda es antigua y las paredes están cubiertas por azulejos que, o bien pusimos hace muchos años, o bien ya estaban cuando compramos la casa o la alquilamos. En cualquiera de estos casos, las cenefas autoadhesivas son una gran opción para ocultar estos antiguos azulejos y renovar estas estancias sin necesidad de obras y de una forma muy económica.

En Decuore disponemos de una amplia variedad de cenefas adhesivas que se ajustan a todo tipo de gustos y estilos. Además, durante el estado de emergencia por el Covid-19 seguimos realizando envíos a toda España (gratis en pedidos que superen los 20€).

Tipos de cenefas decorativas

Además de este tipo de cenefas que simulan los azulejos y que son ideales para las cocinas y los cuartos de baño, por ser más propensos a las humedades, existen otros modelos en el mercado como las cenefas de papel o las de vinilo.

Las cenefas auto-adhesivas, como decíamos son las cenefas más fáciles de colocar, ya que no requieren de ningún material extra para poder instalar una cenefa tú mismo. Además, éstas pueden colocarse sobre todo tipo de superficies (cristal, pladour, azulejos, madera o cualquier otra superficie lisa); son resistentes a la humedad y muy fáciles de limpiar.

Por su parte, las cenefas de vino son similares y también son buenas aliadas de la humedad, por lo que se pueden colocar en todo tipo de estancias.

Y por último, las cenefas de papel pueden encontrarse en modelos muy originales, especialmente para colocarlas en dormitorios o estancias como el salón. Ya que estas cenefas se pueden colocar exclusivamente sobre paredes lisas pintadas, o totalmente lisas. No es el tipo de cenefa más adecuada para estancias propensas a la humedad o la suciedad.

Lo que necesitas para instalar una cenefa tú mismo dependerá del tipo de cenefa.

Paso a paso para instalar una cenefa tú mismo

Nuestras cenefas autoadhesivas llegan a nuestros clientes totalmente preparadas y con todo lo imprescindible para que puedan instalarlas ellos mismos nada más las reciban en casa.

Lo primero que tendrá que hacerse es preparar la zona en la que queramos colocar la cenefa (que previamente habremos medido para pedir los royos necesarios). Para ello, basta con limpiarla bien y eliminar cualquier resto de material que pueda estar suelto o causar un relieve que pueda interferir en el resultado final. Antes de pasar a instalar la cenefa tú mismo la pared tendrá que estar completamente limpia, lisa y seca.

Las cenefas pueden recortarse con unas tijeras para adaptarlas a las paredes y cortar en puertas, ventanas o cualquier otro obstáculo. Lo ideal es ir marcando la pared con ayuda de un nivel cada metro y medio para saber donde tenemos que poner la parte inferior de la cenefa y que quede totalmente alineada. Ya que una vez pegada, lo ideal es no tener que despegarla para volverla a pegar un poco más arriba o abajo.

Para instalar la cenefa bastará con quitar la lamina de papel adherido del anverso y ejercer presión para que se pegue sin ningún tipo de arruga.